Angustia emocional, ansiedad y depresión

Angustia emocional, ansiedad y depresión

Por: Osvaldo O. Carriles López, psicólogo

Sentirse triste por un periodo de tiempo en particular debido a un acontecimiento, como una pérdida, ruptura o algún gran cambio, es algo normal por lo cual pasamos todos durante el transcurso de la vida.  A veces, esos sentimientos de tristeza pueden cruzar la línea y llegar a convertirse en una depresión. Para evitar esto es bien importante saber distinguir entre estas emociones. 

La depresión impacta muchas áreas de tu vida y dura mucho más que la típica angustia emocional o ansiedad.  Parte de la sintomatología incluye, pero no se limita a:

  • Sentimientos de tristeza o irritabilidad
  • Pérdida de interés en actividades que normalmente disfrutas
  • Aumento o disminución marcada del apetito
  • Cambios en los patrones del sueño
  • Sentimientos de culpa, desesperanza o de “no valgo o no sirvo para nada”
  • Incapacidad para concentrarse o para tomar decisiones, fallas de la memoria
  • Cansancio constante o falta de energía
  • Agitación, inquietud o disminución de la actividad
  • Pensamientos recurrentes sobre muerte o suicidio

La ansiedad es una combinación entre las emociones de miedo y excitación.  Se ha comprobado que niveles moderados de ansiedad son positivos, ya que motiva al ser humano a intentar cosas nuevas y desafiantes.  Sin embargo, los niveles altos de ansiedad pueden provocar:

  • Alteración del sueño
  • Tensión muscular
  • Ataques de pánico
  • Dificultad para concentrarse
  • Problemas generales de salud
  • Irritabilidad
  • Inquietud o impaciencia

¿Cómo esto impacta el área académica?

Los cambios de ánimo y de emociones están fuertemente vinculados a una pobre concentración, un bajo nivel de motivación y un bajo nivel de energía.  Cambios prolongados en el ánimo del estudiante pueden afectar su habilidad para estudiar y completar trabajos o exámenes. La ansiedad también está fuertemente vinculada a estos resultados.  Los cursos en línea, al igual que los presenciales, son evaluados por el rendimiento del estudiante en las asignaciones, pruebas, trabajos, proyectos y otros, por lo cual los niveles altos de ansiedad pueden impactar de forma directa su rendimiento académico.

¿Cómo puede afectar mi trabajo?

La depresión y la ansiedad pueden impactar tu desempeño en el área académica y, a su vez, pueden afectar tu área de trabajo.  En entornos en los que el trabajo en equipo, la colaboración y la interacción son cruciales para el éxito laboral, el aislamiento social asociado con la depresión puede ser un obstáculo. Del mismo modo, la evitación asociada con la ansiedad social puede ser problemática en el lugar de trabajo.

¿Cómo se puede manejar?

Dependiendo la severidad, el impacto en el funcionamiento y el tiempo de los síntomas, hay diferentes formas de manejar los trastornos en el estado de ánimo y de ansiedad.  Estos comienzan desde técnicas de autocuidado, relajación, manejo de estrés, consejería psicológica para clientes ambulatorios (Terapias individuales, de pareja y grupales), administración de medicamentos y, por último, ser internado en algún hospital de salud mental.

Avatar

Heads up! You are attempting to upload an invalid image. If saved, this image will not display with your comment.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Heads up! You are attempting to upload an invalid image. If saved, this image will not display with your comment.